Información y actividades sobre el COVID-19

Estrategia de atención integral a la primera infancia

Preguntas frecuentes durante el embarazo y el cuidado del recién nacido

Te ofrecemos una serie de preguntas y respuestas con orientaciones sobre el cuidado tanto durante el embarazo como del bebé recién nacido durante la pandemia.

Si presentas algún síntoma del COVID-19 o te identificas como nexo, debes comunicarte de inmediato al número de teléfono 154. Allí recibirás todas las recomendaciones e indicaciones sobre pasos a seguir con base a tu relato y condición o estado de salud.

Si ya has iniciado tus controles prenatales, debes continuar en el mismo lugar, o dependiendo de la condición de tu embarazo, en un servicio de mayor complejidad siguiendo la orientación proveída por los profesionales de salud. Si aún no has iniciado tus controles, debes acudir al servicio más cercano (USF, Hospital), podes verificar el servicio más cercano ingresando a https://www.mspbs.gov.py/donde-consulto.php o llamando al 154.

¡Atención!

  • Al acudir a los controles, no olvides llevar tapabocas, mantener distancia física de dos metros, lavarte las manos y usar alcohol en gel en las manos antes de ingresar al servicio de salud.
  • Es importante que la primera consulta prenatal la realices cuando sospeches que estás embarazada y dentro del 4º mes (16 semanas de gestación).
  • No pueden rechazarte en ningún servicio de salud cuando acudes para tu control prenatal. Las consultas prenatales están garantizadas en los servicios de salud con atención materno-infantil

Las consecuencias de la enfermedad del COVID-19 durante el embarazo permanecen inciertas y dependen de muchos otros factores. Hasta ahora no existen evidencias de mayor riesgo de contagio o de resultados adversos tanto para embarazadas, las puérperas, como para sus bebés.

¡Atención!

  • Es fundamental extremar los cuidados de higiene y el distanciamiento físico para evitar el contagio con el virus SARScov-2. No olvides seguir los protocolos indicados por el MSPyBS.

Ante un embarazo de alto riesgo, se debe evaluar la condición de acuerdo con la patología de base y la evolución del embarazo. Es importante mantener los controles necesarios según lo indicado por los profesionales de salud, de preferencia en forma presencial o por telemedicina cuando el médico tratante lo considere necesario u oportuno, con el fin de realizar una evaluación adecuada del embarazo. También es importante estar atentos a cualquier signo de alarma y consultar ante cualquier duda o preocupación. Las consultas telefónicas o por otros medios son solamente de orientación y apoyo.

Los signos de alarma durante el embarazo son: sangrado o pérdida de líquido por vagina, dolor en bajo vientre, dolor de cabeza, dolor en la boca del estómago, cambios en la visión, fiebre.

Los síntomas son los mismos, fiebre, dolor de garganta, tos, dolores musculares, perdida de la sensación del gusto.

Hasta la fecha no existe evidencia científica, para determinar la transmisión de la madre al feto durante el embarazo o durante el parto, ya que no se ha constatado presencia del virus en placenta, líquido amniótico ni secreciones vaginales. Tampoco se ha constatado en la leche materna, por lo que aún no podemos relacionarlo con malformaciones por COVID 19.

Los controles prenatales deben seguir con la frecuencia e indicaciones que así lo indique el profesional de blanco. Dependiendo del establecimiento de salud donde sigues tus controles, el agendamiento puede realizarse por vía telefónica o por mensajería electrónica, tanto para exámenes de laboratorio y ecografía. La frecuencia de cada uno de ellos dependerá de la condición en que te encuentres. Para el agendamiento de una cita para realizar tus estudios de laboratorio o ecográficos, debes llamar al 154 #3.

¡Atención!

  • En tus controles prenatales recibirás la información necesaria para el agendamiento de análisis de laboratorio y/o ecografías.

Si, las vacunas correspondientes durante el embarazo son la Tdpa (después del 5º mes) y para influenza estacional. El profesional de salud te indicará en que momento debes aplicártelas.

La indicación del momento y vía del parto es individualizada para cada gestante, considerando el estado de salud del bebé y/o de la madre. Por lo que, la COVID 19 no es una condición para indicar cesárea.

¡Atención!

  • Es importante que te preparares y te informes para el momento del parto. Puedes encontrar informaciones y orientaciones sobre cuidados y preparación en Tu Libreta de Control Prenatal. Y acceder a tutoriales para prepararte para el momento del nacimiento de tu bebé como así también en las orientaciones realizadas por los profesionales en los servicios de salud al cual asistes para tus atenciones.

Mientras dura la pandemia, no se permitirá la entrada de acompañantes durante el proceso de trabajo de parto y parto, de manera a salvaguardar la seguridad del bebé, de la madre, del personal de salud y de tu acompañante.

Se recomienda realizarse la prueba de COVID-19 antes de una cesárea programada. Para realizar la prueba, solicite el RT-PCR de SARS CoV-2 en consulta ambulatoria hasta cuatro días antes del ingreso. Mantener cuarentena estricta desde 15 días antes de la cesárea programada.

¡Atención!

  • Puede realizarse prueba de forma gratuita en cualquiera de los lugares habilitados por el ministerio de Salud.
  • Si no sabe dónde realizarse la prueba, llame al 154. O a las líneas telefónicas que utilizas para contactar con tu establecimiento de salud de referencia.

Si, puedes dar de mamar. La recomendación general es que las madres pueden amamantar tomando precauciones como la higiene constante de manos y el uso de tapabocas. Si estás demasiado enferma para amamantar a tu bebé debido al COVID-19 u otras complicaciones, puedes extraerte la leche y que otra persona sana le alimente por cucharita o vasito.

Estos son los cuidados que debes tener en cuenta para dar de mamar o extraerte la leche:

  • Higiene del lugar donde das de mamar: las superficies que tocas o entran en contacto con tu bebe se deben limpiar con detergente o jabón y agua; después desinfectar con hipoclorito de sodio al 0,1%. Para más información puedes ir a la página https://www.mspbs.gov.py/bioseguridad-covid19.html
  • Higiene de las madres: Baño diario. Cabello recogido, uñas cortas, limpias, sin esmalte. No usar accesorios como aros, anillos, pulseras, collares. Evita el uso de celular mientras das de mamar o te extraes tu leche. Usar un camisolín limpio y exclusivo para amamantar y/o para la extracción de leche.
  • Higiene de las manos: lava tus manos con agua y jabón antes y después de dar de mamar, tocar a tu bebé y/o extraer tu leche. Seca tus manos con una toalla limpia o una de papel desechable. Amamanta en lo posible fuera de la cama para disminuir el contacto de tu bebé con las superficies contaminadas (sábanas, almohadas u otras).
  • Etiqueta respiratoria: tose o estornuda en el pliegue del codo. Usa tapabocas exclusiva para cada mamada y extracción de leche. No hables durante el amamantamiento y/o la extracción de tu leche. Evita toser, tocarte los ojos, la nariz o la boca y dar besos al bebé. Si la madre se retira los métodos de barrera (mascarilla, camisolín limpio) para realizar alguna actividad (comer, bañarse) el bebé deberá ser cuidado por el acompañante o permanecer en cuna, respetando la distancia de 2 metros.
  • Extracción de leche materna: Utiliza frascos de vidrio con tapa de plástico limpio, esterilizado y rotulado con la fecha y hora de extracción. Extrae tu cada tres horas, para mantener la producción de leche y evitar complicaciones (mastitis) En caso que utilices un extractor de leche materna, no debes compartirlo, limpia y desinfecta según las indicaciones del fabricante.
  • Alimenta a tu bebé con la leche materna más fresca posible o de lo contrario conserva en la heladera por 48 horas o congela durante 15 días en una heladera de una puerta o 3 a 6 en heladeras de dos puertas. Desinfectar siempre correctamente la superficie externa del envase en que se recolectó la leche antes de almacenarla con toallitas impregnadas de alcohol al 70%.

La administración de leche materna extraída según la condición clínica del bebé se puede realizará por vasito, cucharita, jeringa, sonda al dedo y/o suplementador de lactancia materna. No se necesita esterilizar o hervir la leche de la propia madre para dársela al recién nacido.

Lo puedes hacer en la USF o establecimiento más cercano a tu domicilio. Según las indicaciones que te den al alta.

Guía de Estimulación y Desarrollo en la Emergencia por COVID-19

Esta guía presenta una serie de orientaciones y sugerencias para las familias de niños y niñas de 0 a 4 años que se encuentran en situación de aislamiento por la pandemia del COVID-19. Aquí encontrarás actividades y orientaciones claras que puedes realizar en casa para promover el desarrollo integral de tu niño o niña.


Consejos prácticos durante el COVID-19

12 consejos en línea de acceso abierto para padres y cuidadores sobre crianza durante el COVID-19